INVESTIGADORES DEL IDIS DESCUBREN UN NUEVO MECANISMO ESENCIAL EN EL TRATAMIENTO DE LA POLIQUISTOSIS RENAL

  • La nueva vía de señalización, conocida como TWEAK, ralentiza el crecimiento de los quistes y la progresión de esta enfermedad, que supone la tercera causa de insuficiencia renal terminal
  • El hallazgo, publicado en la más prestigiosa revista mundial de nefrología JASN (Journal of The American Society of Nephrology), abre la puerta a nuevos enfoques terapéuticos en poliquistosis renal autosómica dominante

Científicos del laboratorio de Investigación en Nefrología del IDIS (NefroCHUS) dirigido por Miguel García, acaban de publicar un importante hallazgo en la más prestigiosa revista de nefrología a nivel mundial, JASN (Journal of The American Society of Nephrology). Se trata del descubrimiento de un mecanismo esencial en el tratamiento de la poliquistosis renal, la tercera causa de insuficiencia renal terminal. El estudio, realizado en modelos animales, evidencia que actuando sobre una vía de señalización llamada TWEAK se ralentiza el crecimiento de los quistes y, por tanto, la progresión de la enfermedad.

 

Hereditaria, prevalente e incapacitante

La enfermedad renal poliquística autosómica dominante (PQRAD), más conocida como poliquistosis renal, es la enfermedad renal hereditaria más común en la población y la tercera de base genética conocida más prevalente con uno de cada 800 nacidos vivos que la padecen. La enfermedad se caracteriza por la presencia de múltiples quistes en ambos riñones, que acaban desencadenando principalmente fallo renal entre los 40 y 50 años de edad; así como desarrollo de quistes en otros órganos (hígado, sobre todo), anomalías vasculares, cardíacas, digestivas y músculo-esqueléticas). La pérdida de función renal es la característica más frecuente de la enfermedad, en cambio, la más devastadora es la muerte precoz o la discapacidad de los pacientes por hemorragias subaracnoideas por aneurisma intracraneal. La PQRAD se hereda de forma autosómica dominante, debido a la presencia de mutaciones en los genes PKD1 y PKD2, lo que significa que cada hijo de un padre afectado tiene un 50% de probabilidades de heredar el gen mutado y padecer la enfermedad.

Los tratamientos actuales para la enfermedad consisten en limitar la morbi-mortalidad debida a las complicaciones de la enfermedad de cara a intentar retrasar la entrada en enfermedad renal terminal. El retraso de la entrada en diálisis, el trasplante y el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) son los abordajes terapéuticos actuales.

Foto: Imagen de archivo

 

Hallazgo

El avance del laboratorio de Investigación en Nefrología del IDIS, liderando un grupo multidisciplinar de científicos del CHUS, de la Fundación Jimenez Díaz de Madrid, de la Universidad de Maryland de USA y del instituto IRCCS-San Raffaele de Milán, supone un salto cualitativo en el abordaje de esta enfermedad de amplia magnitud.

Los autores han descubierto una nueva vía de señalización (TWEAK signalling pathway) implicada en el crecimiento quístico y proponiendo una posible nueva terapia para la Poliquistosis Renal Autosómica Dominante. Para ello, han modificado genéticamente ratones con la finalidad de introducirles la mutación que portan los pacientes y así entender los mecanismos subyacentes a la enfermedad.  “En este trabajo, hemos conseguido identificar la presencia de la citoquina TWEAK y su receptor Fn14 en riñón, observando que TWEAK es un estimulador del crecimiento de los quistes en los ratones, mientras que el antagonista anti-TWEAK conseguía un efecto contrario, inhibiendo significativamente la poliquistosis renal. Dicha inhibición del crecimiento quístico, consiguió que la proliferación celular que promueve el crecimiento del quiste disminuyera significativamente, también la activación de otras cascadas de señalización asociadas con la enfermedad, disminuyó también la fibrosis y la apoptosis y bloqueó el reclutamiento de macrófagos estimuladores de la cistogénesis”, detalla el primer autor del estudio, Adrián Cordido.

Con ello se consiguió preservar la función renal y se redujo significativamente la mortandad asociada a la enfermedad. Este hallazgo representa un gran avance científico en la búsqueda de posibles terapias para la enfermedad y abre nuevos campos de investigación para un mejor conocimiento de la misma.

Foto: Imagen de archivo 

 

NefroCHUS, a la vanguardia del estudio genético de la enfermedad y nuevas herramientas diagnósticas

Desde hace 20 años, el laboratorio de Investigación en Nefrología del IDIS (NefroCHUS) es el laboratorio de referencia de la Sociedad Española de Nefrología para el diagnóstico genético de esta enfermedad, siendo pionero en el desarrollo de herramientas diagnósticas alternativas, las cuales se han incorporado al Sistema Galego y Nacional de Salud (Fundación Galega de Medicina Xenómica y NephroGenetor), o se comercializan por medio de spin offs del IDIS (Nasas Biotech) o empresas internacionales de diagnóstico genético (Athena Diagnostics, USA). “Esto ha permitido que los pacientes sean diagnosticados, incluso antes de padecer la enfermedad, y establecer posibles abordajes terapéuticos en base al tipo de mutación que porten los pacientes”, explica el líder de grupo del instituto de investigación compostelano, Miguel García.