LA SPIN OFF DE LA FUNDACIÓN IDIS FLOWRESERVE, ÚNICA ESPAÑOLA FINALISTA EN LA CTIIEC DE CHINA

  • Ofrece indicadores de medicina personalizada para el diagnóstico cardiológico por métodos no invasivos obtenidos mediante la reconstrucción de imágenes y aplicación de modelos de dinámica de flujo

 FlowReserve Labs, una spin off de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (FIDIS) y de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), será el único proyecto español en la final de la Competición Internacional de Innovación y Emprendimiento de China Taihu (CTIIEC), que tendrá lugar el próximo lunes 28 de junio.

La empresa, después de ser seleccionada entre más de 1.000 proyectos en todo el mundo, competirá por lograr uno de los premios de esta edición, que premia a los mejores proyectos internacionales de innovación en medicina, Internet de las Cosas (IoT), tecnologías de información, biología, fabricación de nuevos materiales y energías renovables. María Seoane, CEO de FlowReserve, presentará el proyecto en la final de Wuxi, polo de innovación y emprendimiento de China.

La empresa compostelana ofrece soluciones de medicina personalizada en cardiología al proporcionar indicadores de diagnóstico por métodos no invasivos obtenidos mediante reconstrucción de imágenes de TAC y aplicación de modelos de dinámica de flujo, cuenta asimismo con el apoyo del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV).

El equipo promotor de la spin off procede del Departamento de Cardiología del CHUS (José Ramón González-Juanatey, Diego Otero y María Bastos) y del Grupo de Investigación de Física No Lineal de la USC (Alberto P.Muñuzuri, Vicente Pérez y Alberto Otero, director científico de la empresa).

El 1% de la población se podría beneficiar de esta técnica diagnóstica no invasiva

La solución que está desarrollando FlowReserve, actualmente probándose con resultados prometedores en el CHUS, permite que el equipo médico conozca el grado preciso de oclusión de las arterias coronarias, obtenido a través del cálculo del flujo interno sobre la reconstrucción de las imágenes del TAC de los pacientes con cardiopatía isquémica, y se calcula que el 1% de la población total se podría beneficiar de esta prueba diagnóstica no invasiva.

Este sistema ofrece un diagnóstico detallado en 24 horas que le permite al  cardiólogo tener la información sin tener que llevar a cabo el procedimiento invasivo que ahora mismo se utiliza, que es la introducción de un catéter y guía de presión hasta el corazón. Con esta nueva tecnología se evitarán procedimientos diagnósticos y terapéuticos innecesarios, así como complicaciones relacionadas. Las posibilidades de la tecnología desarrollada incluyen la incorporación de indicadores  predictivos acerca de la evolución de la enfermedad del enfermo para planificar de la mejor manera su tratamiento.

Según explica la CEO de FlowReserve María Seoane, esta solución cuenta con múltiples ventajas como “conseguir una mayor planificación y ahorro en el tratamiento, mejorar la calidad de vida y reducir los tiempos de hospitalización y  recuperación de los pacientes”. Asimismo, se marca como objetivos a corto plazo “ampliar el estudio clínico, expandir la solución a otros hospitales, colaborar en proyectos de cardiología a  nivel internacional e incorporar variables predictivas”.